Maureen O’ Connell – “Estoy realizando la formación en constelaciones familiares con Graciela y desde el primer día he podido comprobar las maravillas de las constelaciones familiares para abrir la mente, para conectarse con el universo y con uno mismo, y para resolver conflictos. Vivir una constelación familiar con ella y aprender de la filosofía detrás de las constelaciones familiares me ha dado una energía para mejorar mi propia vida y para extender esta energía a los demás. Gracias Graciela por este regalo que no tiene precio.”

Carolina Monteiro – “Conocí a Graciela porque el Universo conspiró para tal, literalmente! Empecé buscando un dermatólogo en Boadilla y terminé en su página leyendo su historia y viendo sus videos sobre Constelaciones Familiares. Al día siguiente una gran amiga me habla y me cuenta que había empezado a tratarse con Acupuntura, y como soy muy curiosa le pregunté el nombre de la persona que la estaba tratando y no pude contener mi sorpresa cuando me dijo GRACIELA DEL CAMPO VARA. Bueno, le escribí enseguida, hicimos una sesión Individual de Constelaciones Familiares y, como Coach y conociendo la herramienta del Coaching Sistemico, me quedé impresionada con lo poderosa que puede ser una sola sesión de apenas 1 hora de Constelacion Familar, sobretodo en lo que tiene que ver con cuestiones subconscientes que jamás accederías de forma ¨racional¨ o ¨lógica¨ pero que después de reveladas hacen todo el sentido. Gracias Graciela por esta sesión, y por invitarme al curso de formación que estoy segura será (ya está siendo) increíble!”

Thais Lewgoy – “Permitirme cruzar una barrera y aceptar mi propio proceso de transformación está sendo un paso mágico en mi vida. Agradezco la generosidad, amor y respeto de Graciela, en poner su conocimiento y vocación a servicio de su entorno. Cuando uno se transforma, eso repercute en toda una cadena que está profundamente conectada. Lo estoy viviendo. Gracias.”

Mercedes Ortiz – “Encontrar a Graciela fue encontrar un auténtico regalo. He sido paciente suya durante muchos años y cada vez que tengo un problema, sus terapias siguen siendo vitales para mi vida. Me ha tratado antes, durante y después de mi embarazo a través de acupuntura y en momentos concretos con terapias energéticas y mi opinión no puede ser mejor. Llega donde no lo hacen ni especialistas ni psicoterapeutas. Recomiendo tenerla cerca porque es una terapeuta de las que quedan pocas. Me siento muy afortunada de haber conseguido muchas cosas con su ayuda y colaboración.”

Nuria Hernando Piró – “Dicen que es mejor perderse de pequeño que de mayor… Lo importante es tener una mano cerca que te ayude a encontrarte, que lea a través de ti, sin juzgarte, que te sitúe frente a ti mismo y te veas bien. Tal y como eres, lo que haces mejor y peor, lo que de verdad te hace bien y lo que no. No lo lees en tu cabeza, pero tu energía lo cuenta. Graciela consigue verbalizar tus pensamientos, miedos, inquietudes, siempre positivamente, desde la tranquilidad, el sentimiento, la naturalidad. Es mi mano amiga generosamente infinita.”

Paloma Bujanda – “Hola! En cuanto vi a Graciela…ella era mi clienta…sabia que me tenia que ayudar y así fue! Gracias a ella he podido aceptar e incluir en mi vida a mis Dos estrellitas que tengo en el Cielo, a superar ese horror que me ha tocado vivir y que ella me ha ayudado a ver con otros ojos y estar conectada con ellos. Aparte me ha aportado Paz en mi día a día y he aprendido a cuidarme un poquito más a mi misma. Cuando tú estás bien, puedes estar bien con el Mundo! Gracias Graciela, gracias amiga! Con mucho cariño! Paloma”

María Pérez Aporta – “Graciela ha sido para mí un ángel, literalmente.llegó a mí en una etapa difícil, después​ de una larga y dura búsqueda de la maternidad. Irradiaba paz, serenidad y seguridad. Me tendiò la mano y con su trabajo me ayudò a entender que no era la maternidad lo que no encontraba, sino a mí misma. Con eficacia, respeto y cariño, me tendiò la mano para recoger los bellos frutos que había dejado olvidados,soltar lastres pesados e inútiles, ubicarme en mi lugar, mirar de frente y dar la espalda cuando y donde necesitaba. A sonreírme, a descansar en el alivio y en el sosiego de haberme reencontrado a mí misma. Y así, irremediable e inmediatamente pude abrir los brazos a mi soñada maternidad. Después de tanto, llegó sin esfuerzo, suave y sin estridencias, como un regalo que siempre había estado ahí, esperando pacientemente a que tuviera el valor de mirarme y de mirarlo, de abrirme y de abrirlo. Gracias infinitas por ponerme en pie y recomponer mis raíces y mis alas. Gracias por ayudarme tanto y con tanta humildad en este apasionante vuelo hacia mis hijos y hacia mí misma.”

José Luis Albert – “Mi nombre es José Luis. Tengo algo más de 50 años. Hacía más de 20 años que sufría de ataques de tos. En general empezaban al llegar el frío de invierno y no se pasaban hasta la vuelta del calor, bien entrada la primavera. A lo largo de estos años había visitado todo tipo de médicos – otorrinos, neumólogos, alergólogos… – sin encontrar un tratamiento que funcionase. Cada año, cuando la tos no bajaba, gradualmente se me recetaban tratamientos más agresivos y se aumentaban las dosis. La tos apenas disminuía y los medicamentos me hacían sentir agotado, con dolores de cabeza. Por fortuna, alguien me recomendó la acupuntura. Yo nunca había creído en terapias alternativas. La posible cura de dolencias y enfermedades clavando agujas me sonaba a “cuento chino”. Aun así, dado que no encontraba soluciones en la medicina tradicional, me informé y encontré que la acupuntura es un tratamiento reconocido por la Organización Mundial de la Salud. Preguntando por acupuntores cerca de mi trabajo, me recomendaron a Graciela. ¡Confieso que me costó concertar la primera cita! Hoy pienso que sin duda es de las cosas que más han cambiado mi calidad de vida. Llegué a la primera consulta con total escepticismo sobre lo que iba a pasar. No estaba nada convencido de que la acupuntura fuese a funcionar. Sin embargo, lo que más me sorprendió no tuvo nada que ver con las agujas. En aquella primera conversación, cuando Graciela me estuvo preguntando por mi tos y síntomas, sinceramente no sé cómo fue, pero me hizo recordar un accidente en el laboratorio de Química de la Universidad (soy Ingeniero Químico) en el que inhalé una sustancia tóxica que me dejó sin respiración un buen rato, sintiendo que me ardían los pulmones. Yo tenía totalmente olvidado ese incidente y nunca lo había relacionado con mi tos. Hoy sé que esa es la causa de mi tos. Graciela me puso agujas ya en la primera sesión. Es una sensación extraña pero no duele. Tras 3 o 4 sesiones la tos empezó a mejorar y en menos de 1 mes había desaparecido. ¡Era la primera vez en muchos años que conseguía que la tos parase totalmente a mitad del invierno! Bajamos el ritmo de las sesiones y no volví a toser. Además, Graciela me enseñó a reconocer los síntomas que me indicaban que la tos podía aparecer y me recomendó qué hacer en esos casos, incluyendo tratamientos totalmente naturales que funcionan muy bien. Hace ya 5 años de aquella primera sesión. Desde entonces, cuando empiezo a notar los síntomas de la tos llamo a Graciela. En pocas sesiones los síntomas desaparecen. Llevo 5 años sin apenas toser. Sigue sorprendiéndome que unas agujas clavadas hayan solucionado mi problema, pero es la realidad. ¡Muchísimas gracias Graciela! ”

Beatriz García Zamora – “La primera vez que conocí a Graciela, estaba pasando por una etapa muy difícil en mi vida. Mi vida en general había sido difícil, y buscaba en el crecimiento personal la estabilidad. Esa semana había probado con un psicólogo y fue nefasta la experiencia. Una amiga me habló de ella cuando vió mi estado. Estaba afónica y con los oídos taponados, en el trabajo solo quería tumbarme a dormitar cuando yo soy una persona muy sana y vital. Lo que pasó en esa consulta fue increíble. Con pocas palabras (dos frases q han sido como mantras en mi vida) y sus manos salí de allí totalmente revitalizada. Fue una nueva etapa para mí, convencida de que esta vez saldría todo bien o entendería el porqué o para qué de “los problemas” Hace 11 años de esto y cada vez que siento que sola no puedo, recurro a Graciela, nunca deja de sorprenderme incluso conociendo su don y su trabajo. He hecho varias terapias con ella todas gratificantes . Respecto a las constelaciones familiares decir q todavía escapan a mi entendimiento racional, sólo siento que después de hacerlas me quedo en paz con las conversaciones que no se pueden dar con las personas que ya no están en nuestra vida sea porque han fallecido o porque no tenemos la oportunidad de tener una conversación con ellas.”

Demetrio González Pérez – “Conocer a Graciela me abrió los ojos hacia un entendimiento de mi existencia que cambió mi vida… Han sido varias terapias y otras actividades, siempre enriquecedoras, durante varios años (ocho, creo recordar…), pero hay dos momentos especiales que me gustaría comentar, pues fueron momentos mágicos… …la experiencia de la primera terapia que me permitió sentir con tanta fuerza la energía, la luz y el amor que hay en nuestro ser…y …la constelación de hace unos meses en Ávila, en la que pedía ayuda para resolver mi situación laboral, que me asfixiaba…una estupenda oportunidad laboral surgió al cabo de dos semanas y en un mes estaba volando hacia Panamá, con nuevos ánimos y lleno de ilusión… ”

Cristina Díaz Burgueño – “Mis terapias con Graciela han sido muy buenas y productivas. He hecho constelaciones familiares y también acupuntura. Gracias a ella conseguí estabilizarme y tener a mi tercer hijo. Solo tengo palabras de agradecimiento y elogios para ella. Consideró que es una buenísima profesional y ahora para mí también amiga. Animo a cualquier persona que tenga algún problema o desajuste a que acuda a su consulta, para mí ha sido maravilloso. Muchas gracias GRACIELA.”

Susana Murgui Fernández – “Llevo siendo amiga de Graciela muchísimos años pero no fue hasta hace 3 años que aprovechamos esa capacidad suya para ayudar a los demás, os cuento, David y yo nos casamos en 2012 e intentamos tener peques y no querían venir, fue entonces cuando hablando con ella nos habló de la posibilidad de constelar para ver si había algún impedimento, fue una experiencia genial q nos aclaró muchas cosas. Después de esto decidimos acudir a un tratamiento de fertilidad y para ayudar a que todo fuera bien volvimos a acudir otra vez a Graciela para que, con su habilidad con la acupuntura, hiciese que nuestros cuerpos se preparasen para la llegada de los niños y sólo deciros q todo fue tan bien q hoy tenemos dos chicos de casi 2 años que han hecho realidad nuestro deseo de ser padres y que no nos dejan aburrirnos.”

Cristina Riva – “Graciela siempre dice que una terapia empieza cuando una persona se plantea la posibilidad de realizarla. En mi caso siempre pasa así. Hay veces que desde que la idea aparece en mi mente hasta que hago la sesión de terapia, pasan meses. Pero en el intermedio, van ocurriendo cosas. La energía se va moviendo, hay cosas que se colocan (¿o se descolocan?) y te van acercando al momento de la consulta. Graciela se conecta contigo desde que piensas en ella al principio, sutilmente, pero con tu yo más profundo, con tu yo más real, con el ser superior que habita en ti y que es tu alma. Y entonces en la terapia, con una mirada, unos gestos, un lenguaje canalizado o una mesa llena de animalitos de plástico con las más diversas (y reveladoras) formas, te va proporcionando pistas para desentrañar la maraña. Graciela te ayuda a conseguir transmutar lo que se bloquea, y a traducir lo que tu cuerpo y tu alma están diciendo a gritos y tú no logras aceptar, entender o integrar. Y te ayuda a coger fuerza para que cuando dices “¡Pero si es verdad!” puedas liberar, recolocar y tener el coraje de mover tu las cosas a favor de tu propia vida, en consonancia con el universo. Y entonces sanas tú. Y sanas a tu alrededor. Porque entonces tú también creas vida. Creas energía radiante. Y entonces eres feliz y haces feliz. Entonces… AMAS. Gracias, Graciela, por empezar la cadena ”

Ana Montejano – “Un afortunado día entró en mi vida un ángel llamado Graciela, y comenzó mi camino hacia el gran cambio. Sólo tengo palabras de profundo agradecimiento y reconocimiento, acerca del trabajo y la dedicación tan absoluta y personal que he recibido de Graciela. Su ayuda ha sido y sigue siendo una bendición. Un apoyo que me ayuda a superar situaciones y momentos difíciles, a encontrar cuál es mi verdadero camino; a lograr la Paz interior, la felicidad y el equilibrio en todos los aspectos de mi vida. La primera sesión que tuve con Graciela jamás la olvidaré, llegué desconsolada y perdida, y me fui con una luz hacia la esperanza. Una luz que cada vez se hace más grande. Con sus terapias y cursos estoy logrando una gran sabiduría, un comprender de la vida distinto. Una toma de conciencia interior que está suponiendo cambios en mí y en mi vida. Las constelaciones familiares, una experiencia que recomiendo sin duda…. un trabajo interior espectacular, sorprendente y reconfortante a muchos niveles. Curso de alquimia energética, un curso muy enriquecedor y muy interesante. La autosanacion interior, canalizar nuestra propia energía…. La conexión con nuestro yo superior y nuestra propia naturaleza. La Magia existe. Yo he tenido la gran suerte de experimentarla junto a Graciela en muchas ocasiones. GRACIAS”

Sergio A. Manzano – “Enhorabuena Graciela y gracias por haber puesto tu granito de arena para que todos los que hemos entrado en la galaxia de Infinito podamos ser más felices y vivamos en Paz con nosotros y con los que nos rodean”

Paloma Sánchez – “Cuando llegué a Graciela nunca pensé que iba a significar tanto en mi vida. Tanto por las terapias, como por las formaciones que he recibido, he de reconocer el cuidado y profesionalidad de todas las personas que trabajan allí para el bienestar de todos nosotros. He conocido a personas excepcionales. Especialmente doy gracias a la persona que apostó con toda su alma por este proyecto: Graciela. Sin tí muchos de los cambios que se han dado en mi vida no hubiesen sido posibles. El conocerte y recibir de ti la formación de Alquimia Energética ha supuesto un antes y un después en mi percepción de las energías que nos rodean. Gracias por tu constante búsqueda de formacìones que nos enriquecen a todos.”

Raisa Pittaluga Guerra – “Soy una persona con cuadros de alergia y rinitis desde mi infancia. Durante muchos años había evitado estos cuadros usando antihistamínicos de distintos tipos. Pero llegó un momento en donde éstos ya no hacían efecto, y tenía que probar con diferentes tipos, y dosis. Una amiga me aconsejó que probara con Acupuntura, y así fue que conocí a Graciela. Comencé el tratamiento con acupuntura todas las semanas, dos veces por semana, por un período de más o menos 3 meses, y puedo decir que mi alergia fue cediendo poco a poco hasta remitir y además noté mejoría en otros aspectos de mi salud. Luego también comencé a utilizar esta técnica en la espalda, ya que desde hace años tengo un problema lumbar, y definitivamente fue de gran ayuda para mejorar la crisis de dolor lumbar que presentaba. Creo que la acupuntura es un método natural excelente, no invasivo, sin efectos secundarios y que no sólo se usa con el fin de curar o mejorar un problema, sino que mejora todo tu sistema y equilibra tus energías, y es a través de este equilibrio que logras la mejoría de las diferentes dolencias.”

María Sáez – “Conocer a Graciela del Campo Vara ha supuesto para mí comenzar un nuevo estilo de vida, una nueva forma de entenderla y un comprender que estamos en constante aprendizaje y cambio. Desde muy pequeña he sentido esa necesidad de búsqueda, de trabajar mi parte emocional y espiritual desde diversos campos. Pero he de reconocer que el encuentro con Graciela en mi camino ha hecho que mi punto de mira sea diferente y que haya alcanzado en realidad equilibrio, armonía y estabilidad en todos los aspectos de mi vida. Me ha enseñado a cultivarme, a realizar un trabajo constante y evolutivo, y a tener cuidado de mi persona para que creciendo en mi interior pueda ofrecer todo mi amor a los demás. Graciela como persona ha sido y sigue siendo todo un apoyo, un aprendizaje, un descubrir lo que yo necesito. Las técnicas de relajación me han ayudado a comprender mejor mis emociones y energia, a encauzarlas y sanarlas adecuadamente para obtener tranquilidad y armonia. La Alquimia me permite hacer un trabajo personal más profundo, una conexión conmigo misma, con mi yo superior. A través de esta terapia consigo desquitarme de penas y culpas, cargarme de energía positiva, equilibrarme y centrarme en mi luz y amor para poderlo compartir con los demás. Las constelaciones familiares me hace ver con mis propios ojos y comprender, situaciones enquistadas y conflictivas de mi propia vida y también hacia los demás, permitiendo una sanación energética y una maduración personal. ”

Sonia González Sainz – “Mi experiencia relativa a la terapia de constelaciones familiares fue realmente potente. Pude verme claramente reflejada en la terapia y saber qué momento vital estaba viviendo y dónde quería estar. Me ayudó a darme cuenta de cómo estaba actuando en mi vida y de entender por qué no sucedían episodios diferentes en mi situación laboral en concreto. En un par de meses, encontré un trabajo completamente diferente a lo que había tenido hasta entonces, en ese momento entendí que esta terapia había sido un gran éxito para mí. En resumen, muchas gracias Graciela por ofrecerme esa mágica llave.”

Fernando Treviño Domínguez – “Yo llegué a Graciela a través de su maravillosa terapia holística. Un nombre bien apropiado porque gracias a ella consiguió que se produjera una verdadera alquimia en mi interior. Estaba pasando un mal momento en el que se juntaron varias cosas que terminaron por desbordarme, entre ellas la muerte de mi padre y un divorcio. Físicamente perdí 10kg, emocionalmente estaba totalmente perdido, como sin rumbo, y cuando alguien me habló de lo que Graciela era capaz de hacer no lo dudé ni un segundo y allí acudí. Lo que no podía imaginar era el milagro que Graciela consiguió obrar en mí. En muy pocas sesiones fui recuperando la seguridad en mí mismo, el control sobre mi vida y la dirección en mi camino. No puedo decir otra cosa que GRACIAS, Graciela. GRACIAS infinito. Y por favor no dejes de obrar milagros nunca.”

¡ÚNETE A MI CÍRCULO! 

Juntos encontraremos el sentido de tu historia

Sí, quiero entrar en tu círculo Graciela

*campos obligatorios
Consentimiento para entrar en mi círculo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies