¿Sabías que todos los integrantes de un sistema familiar se encuentran unidos entre sí a través de una serie de creencias, normas y hábitos en común? Sí, así es. Quizás hayas escuchado hablar sobre las lealtades familiares, ¿no? Pero como tal vez no no conozcas bien a que se refiere este concepto, quiero contarte más sobre ello… 

Hay algo que tienes que saber. La consciencia familiar almacena toda esta información, y aunque no siempre somos conscientes de ello, tendemos a repetirla con lealtad para permanecer dentro del sistema y no defraudar a quienes nos aman, incluso aunque ya no estén con nosotros. Sí, así es nuestro inconsciente. Sorprendente, ¿no? 

La importancia de reconocer patrones

Muchas veces, las creencias del sistema familiar van en contra de nuestros objetivos personales, y aquí es donde necesitamos tomar conciencia del patrón de lealtad que estamos repitiendo, para poder avanzar y cumplir plenamente nuestros propios deseos. Repetir los patrones nos puede hacer sentir más seguros, pero eso no significa que concuerden con nuestros objetivos.

Constelaciones Familiares: llegar al origen del conflicto

Si analizas tu árbol genealógico, descubrirás que eres más leal a tu sistema familiar de lo que imaginas, y posiblemente entenderás también por qué. Es probable que más allá de tus esfuerzos y la práctica de múltiples métodos y terapias, aún no hayas llegado al fondo de tus dificultades. 

Aunque no lo creas, tu inconsciente aloja el 85% de un conjunto de información prácticamente desconocida para ti, y para poder acceder a ella, trabajarla y sanar, es necesario indagar directamente en el origen de aquello que causa el desequilibrio: esa la misión de las Constelaciones Familiares.

Cómo romper con los patrones y sanar el daño

Cuando se vuelve consciente, el amor que nos enfermó es el mismo motor que conduce a la curación. Durante la configuración de las Constelaciones Familiares, estas lealtades salen a la luz para que el amor enfermo se transforme en el remedio más eficaz para tu corazón. Honrar el pasado es posible. Aceptar y agradecer a nuestros ancestros, también lo es. Y tal vez tú no lo sepas, pero esta es la mejor manera para buscar en nuestras mentes ese permiso que necesitamos. El permiso por parte de nuestro sistema familiar, para poder torcer el destino de aquellas conductas que van en contra de nuestros sueños.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies